Menú

¿Qué es la huella de carbono?

Índice

Los seres humanos hemos causado tales estragos en la Tierra que podríamos enfrentarnos a la extinción. Por eso se introdujo el término huella de carbono. Esto fomenta la responsabilidad individual para cuidar el medio ambiente. De este modo, la gente pone de su parte para ayudar al planeta.

El calentamiento global y el cambio climático son asuntos tan importantes que un solo individuo podría pensar que su esfuerzo por sí solo no importaría. Sin embargo, en lugar de buscar responsables y echar culpas, todos podemos dar un paso a la vez para solucionar este problema.

Huella de carbono

La huella de carbono se refiere a la cantidad de metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2) emitida a la atmósfera como subproducto de las elecciones y actividades de una empresa, grupo o individuo. Las acciones van desde la fabricación de bienes hasta los servicios que todo el mundo utiliza. Éstas son las principales fuentes de gases de efecto invernadero.

Los gases de efecto invernadero contribuyen a calentar más la Tierra, ya que atrapan más luz solar. En última instancia, esto conduce al cambio climático. Si se mira desde un prisma crítico, la huella de carbono no es más que una mezcla de elecciones individuales mezcladas con preocupaciones comerciales internacionales. En una economía próspera, la compraventa de bienes es vital.

Sin embargo, un subproducto negativo de todo esto es el dióxido de carbono. Después de leer todo esto, el resumen es que cuantas más conexiones intrincadas tenga una situación, más complicada será su solución. Así que una persona normal sería insignificante si hiciera algo para cambiar la situación. Sólo tiene que centrarse en tres cosas:

Huella nacional: 

Este es el orden de mayor impacto. Todas las actividades gubernamentales y leyes se aprueban a escala de un país. Esto incluye las leyes sobre contaminación, calentamiento globaly el cambio climático. También puede haber políticas sobre el funcionamiento de las centrales eléctricas, las emisiones de gases de efecto invernadero y las subvenciones concedidas a las empresas que realizan actividades intensivas en carbono, como la minería del carbón.

Huella corporativa:

El efecto de las actividades empresariales sobre el medio ambiente. Esto incluye objetivos de reducción, reequipamiento de los procesos de producción y fijación de objetivos para ser más respetuosos con el medio ambiente.

Huella personal:

Por último, tienes tu contribución a las emisiones de carbono.

Huella de carbono personal

Los combustibles fósiles han catalizado el cambio climático y provocado el calentamiento global. Su combustión libera grandes cantidades de CO2 a la atmósfera. Identificar a las grandes empresas como contribuyentes al calentamiento global es importante, pero también lo es analizar tu impacto en el planeta. Por eso hemos recopilado algunas actividades atribuidas a un individuo que contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Comida:

La comida es una de las necesidades de la vida y tiene mucha huella de carbono. La mayoría de la gente compra alimentos en las tiendas de comestibles por su comodidad. Estas tiendas están asociadas con granjas a gran escala.

Las explotaciones utilizan fertilizantes sintéticos como el nitrato de amonio para aumentar la calidad y la cantidad de la producción.

Estos fertilizantes producen muchos gases de efecto invernadero durante su producción, y muchos liberan óxido nitroso (N2O), un gas de efecto invernadero. Cuando se aplican en el campo, los alimentos llegan a tu plato en una serie de pasos. Sin embargo, el transporte de estos alimentos se lleva la palma en emisiones de gases de efecto invernadero, ya que realizan varios viajes de larga distancia en avión, barco de carga y camión.

Al consumir alimentos locales, puede reducir significativamente su huella de carbono. Por último, los productos de origen animal como los lácteos y la carne aumentan las emisiones de efecto invernadero, ya que se necesitan altos índices de producción para satisfacer la demanda de los consumidores. Esto da lugar a procesos de alto consumo energético que liberan muchas emisiones de carbono.

Gestión de residuos:

Cuanta más basura produzcas, mayor será tu huella de carbono. Esto se debe a que

Los servicios de recogida de basuras utilizan recursos naturales y energía, como combustible, madera y agua, para procesar esos residuos. Si no lo hacen, se producirán importantes emisiones de gases de efecto invernadero.

Agua:

La necesidad básica de cualquier criatura es también la que más se desperdicia o malgasta. Debes aprender a limitar el uso del agua para que la sostenibilidad medioambiental sea posible. Intenta ahorrar agua, limitar su uso y no malgastarla.

Aplique prácticas sencillas como utilizar inodoros y grifos de bajo caudal para gastar menos agua y cerrar el grifo al cepillarse los dientes. Estos son solo algunos ejemplos; encontrarás cientos en internet.

Energía:

Los hogares consumen mucha energía al disponer de grandes aparatos como lavadoras, frigoríficos y hornos. Sin embargo, utilizar menos gas, reducir el consumo de electricidad, apagar las luces cuando no se usan y hacer funcionar los electrodomésticos sólo cuando son necesarios contribuirá en gran medida a ahorrar energía. Incluso la instalación de bombillas de bajo consumo puede reducir drásticamente el consumo de energía.

Volar y conducir:

Viajar en avión se ha convertido en algo habitual y hay coches por todas partes. Todo esto libera muchos gases de efecto invernadero. Tanto los coches como los aviones utilizan combustibles y los queman para su funcionamiento. El contenido de carbono que generan es elevado. Sin embargo, puede optar por trenes y autobuses, que utilizan menos combustibles y liberan un porcentaje menor de emisiones de carbono, y si quiere ir sano, la bicicleta siempre es una opción sin huella de carbono.

Calcular la huella de carbono

Puede calcular su huella de carbono con las calculadoras que ofrecen gobiernos y organizaciones sin ánimo de lucro como:

Calculadora de la huella de carbono de los vuelos:

Te ayuda a calcular tus emisiones de carbono por vuelo e incluso te permite elegir la clase del vuelo.

Calculadora de equivalencias de gases de efecto invernadero:

Calcula la huella de carbono de múltiples fuentes de energía.

Calculadora de la huella de carbono de la Agencia de Protección Medioambiental:

Calcula tu huella de carbono a través de los residuos, la energía doméstica y el transporte.

Aspectos a tener en cuenta en el cálculo

Rutina:

Lo básico que tienes que saber es cuál es tu rutina diaria y cuánta huella de carbono deja en el planeta. Algunos ejemplos son:

  • Tipos de electrónica en uso.
  • Uso del aparato.
  • Tipos de alimentos ingeridos o frecuencia con la que se come fuera de casa.
  • La distancia que has volado por día.
  • La distancia que has recorrido al día.
  • Frecuencia de vuelos.
  • Uso del transporte público.
  • Tipo de coche (eléctrico, híbrido o de gasolina).
  • El número de coches que conduces.

Si controlas estas cosas con cuidado e intentas reducir su consumo de energía, ayudarás mucho al planeta.

País:

Los países tienen distintas necesidades energéticas, por lo que tienen distintas fuentes. Algunos seguirán dependiendo de los combustibles fósiles, mientras que otros funcionarán totalmente con energías renovables. Por eso la huella de carbono puede variar de un país a otro. La media mundial es de casi 4 toneladas, mientras que Estados Unidos se sitúa en 16 toneladas.

Tamaño de la casa:

Cuanto mayor sea la casa, más energía necesitará para satisfacer sus necesidades. Puede proceder de la gestión de residuos, el consumo de agua o la electricidad. Como resultado, tendrá una mayor huella de carbono.

Miembros de la familia:

Más gente utilizará más recursos de gestión de residuos, electricidad y energía. Aunque en una casa pequeña haya muchas personas, las necesidades energéticas serán elevadas.

La necesidad de reducir la huella de carbono

Como sabemos que el cambio climático es real y que, si nos quedamos de brazos cruzados, nos llevará a todos a la extinción, es una buena motivación para empezar a actuar por el bien de nuestro futuro y de nuestro planeta:

Mejor salud:

Cuando empieces a aplicar los cambios en tu huella de carbono, empezarás a sentirte sano. Los pequeños pasos pueden suponer grandes cambios en tu salud. Esto sólo ocurre si das pasos activos para reducir tu huella de carbono. Consumir alimentos procesados o procedentes de un clima poco ideal puede ser un peligro para la salud a largo plazo, así que dejar de consumirlos también es bueno.

Ahorrar dinero:

También debes buscar formas de ahorrar dinero y ayudar al medio ambiente al mismo tiempo. Esto te servirá de estímulo para realizar esas tareas. Empieza poco a poco desenchufando los aparatos cuando no los uses, apagando las luces de más y dándote duchas cortas. Además, busca dispositivos inteligentes para ahorrar energía en casa que te permitan ahorrar dinero.

Ayudar al medio ambiente:

Si el mundo avanza al mismo ritmo que hoy, en 2050 habrán desaparecido 20-30% especies. Debido al deshielo de los casquetes polares y a la subida del nivel del mar, la mayoría de los bosques y árboles también morirán. Se generará menos oxígeno, lo que en última instancia aumentará la temperatura global. El aumento del cambio climático dará lugar a más huracanes e inundaciones, con los consiguientes daños materiales masivos.

Reducir la huella de carbono

Tu impacto no tiene por qué ser grande para que cuente. Puede ser pequeño, pero debes ser consecuente con él. Aquí tienes algunas formas de reducir tu huella de carbono:

Uso de la energía solar:

Si te alejas de la fuente de la mayoría de los gases de efecto invernadero, puedes frenar eficazmente tu impacto en el planeta. Una buena forma de hacerlo es probar la tecnología solar, cuya huella de carbono es casi nula. Utilización de la energía solar también le ahorra dinero e incluso puede ayudarle a ganarlo.

Aumentar la eficiencia energética:

Si quieres que tu casa ahorre energía, intenta hacerla más eficiente. Para ello:

  • Instalar ventanas de doble cristal de alta eficiencia energética.
  • Aislar el ático.
  • Aislar el calentador de agua.
  • Mantener la temperatura del calentador de agua a 120 grados Fahrenheit.
  • Aislamiento de las paredes con espuma pulverizada.
  • Sustitución de burletes agrietados alrededor de ventanas y puertas.

Estos pasos mantendrán el aire atrapado dentro de su casa para que no utilice más energía para calentarla. También permitirá que el aire acondicionado y el calefactor funcionen sin problemas y de forma eficiente, al tiempo que reducirá sus facturas de energía y su huella de carbono.

Adquiera electrodomésticos de bajo consumo:

Cuando compre un electrodoméstico, busque el símbolo azul "Energy Star". Esto significa que el aparato puede funcionar de forma eficiente. Los aparatos energéticamente eficientes hacen su trabajo rápida y correctamente, ahorrándole energía y tiempo. También reducen su huella de carbono y ahorran dinero en las facturas de los servicios públicos. 

Botella de agua reutilizable:

La mayoría de nosotros dependemos en gran medida del agua, especialmente las personas que realizan tareas cotidianas exigentes. Así que, para variar, opta por un recipiente reutilizable en lugar de una botella de plástico. Esto es importante, ya que la fabricación y el transporte de botellas de plástico de un solo uso emiten enormes cantidades de gases de efecto invernadero. Intenta elegir una botella que vaya con tu personalidad y estarás listo.

Sensibilizar:

Una vez que hayas dominado tu impacto, asegúrate de correr la voz porque recuerda que tú solo formas parte de un cambio mayor. Explica a tus amigos y familiares la importancia de su contribución y cómo la crisis actual es mayúscula. Tienes que convencerles de que esto es real y de que pueden hacer algo al respecto. Sólo si creen en ello podrán hacer algo al respecto. En última instancia, esto nos ayudará a invertir el calentamiento global.

Puestos relacionados

Índice