Menú

Aprovechar el sol: Guía de los tres tipos principales de sistemas de energía solar

Índice

La energía solar es una fuente de energía renovable y limpia cada vez más popular en todo el mundo. Si estás pensando en optar por la energía solar, es esencial que conozcas los distintos tipos de sistemas de energía solar disponibles: sistemas conectados a la red, sistemas aislados y sistemas híbridos. Pero antes de profundizar en ellos, echemos un vistazo rápido a cómo funcionan los sistemas solares.

Conceptos básicos de los sistemas de energía solar

Los sistemas de energía solar aprovechan la luz del sol mediante paneles solares fotovoltaicos compuestos por células de silicio. Cuando la luz solar incide en estas células, generan una corriente eléctrica. Esta corriente es regulada por un regulador de carga para evitar la sobrecarga de la batería. La energía almacenada en el banco de baterías está en forma de corriente continua, que un inversor convierte en corriente alterna utilizable. Esta energía puede utilizarse para hacer funcionar aparatos y dispositivos.

Sistemas en red: Mantenerse conectado

Los sistemas conectados a la red, también conocidos como sistemas solares conectados a la red, son el tipo más común de sistema de energía solar. Permiten permanecer conectado a la red, proporcionando un suministro constante de electricidad al tiempo que se ahorra dinero gracias a la energía solar. Sistemas conectados a la red son rentables y requieren una instalación más pequeña debido a la doble fuente de energía. También ofrecen la ventaja de la medición neta, por la que el exceso de energía solar producida durante el día se abona en su cuenta para su uso durante la noche o los días nublados.

Sistemas aislados: Hacia la independencia

Los sistemas aislados, también conocidos como sistemas autónomos, son ideales para quienes viven en zonas remotas sin acceso fiable a la red eléctrica. Estos sistemas le permiten ser completamente independiente de la red, almacenando toda la energía que necesita. Es crucial asegurarse de que su sistema aislado tiene el tamaño adecuado para satisfacer sus necesidades energéticas durante todo el año.

Sistemas híbridos: Lo mejor de dos mundos

Los sistemas híbridos combinan las características de los sistemas conectados y no conectados a la red. Permanecen conectados a la red y almacenan energía en un banco de baterías. Esto garantiza un suministro constante de energía y proporciona una reserva durante los cortes de electricidad.

Conclusión

La energía solar es una solución energética viable y sostenible cada vez más accesible a medida que mejora la tecnología y disminuyen los costes. Tanto si eliges un sistema conectado a la red como uno aislado o híbrido, hay una solución de energía solar adecuada para ti.

Puestos relacionados

Índice