Menú

¿Cuál es la diferencia entre energía verde, limpia y renovable?

Índice

Muchas personas asumen que energía limpia, renovable y verde significan lo mismo. Se pasan la vida utilizando indistintamente estos términos sin conocer la diferencia. Puede que haya puntos en común entre los tres términos, pero son intrínsecamente diferentes y se utilizan para cosas distintas. El objetivo de este artículo es explicarle sus rasgos comunes y sus diferencias.

Energía verde

Cualquier energía producida a partir de fuentes naturales como la luz solar, el agua o el viento se denomina energía verde. No todas las fuentes de energía renovables son verdes, pero toda la energía verde es renovable. Por ejemplo, aunque la energía hidroeléctrica es renovable, la construcción de una instalación hidroeléctrica a gran escala puede dañar los ríos y lagos cercanos, lo que va en contra de la ideología verde. La energía verde también puede considerarse energía limpia, ya que no libera grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera durante la generación de electricidad.

Energías renovables

El rasgo identificativo de la energía renovable es que su fuente se repone continuamente en un corto periodo de tiempo. Puede considerarse una fuente inagotable, lo que significa que la fuente utilizada para producir electricidad nunca se agota. Este tipo de energía es más adecuada para el medio ambiente que combustibles fósiles que son recursos no renovables y se agotarán algún día.

Energía limpia

Cualquier fuente de energía que no exude grandes cantidades de contaminantes químicos, polución o gases de efecto invernadero se denomina energía limpia. Estas fuentes tienen un efecto insignificante sobre el medio ambiente, lo que las convierte en la mejor opción para nuestro planeta, sobre todo teniendo en cuenta que sufrimos un calentamiento global.

La diferencia

Los tres términos tienen matices y sutiles diferencias en cuanto a renovación, creación e impacto medioambiental:

Renovación:

  • La energía verde procede de fuentes naturales que pueden renovarse de forma natural y tienen el impacto medioambiental más insignificante.
  • Las energías limpias se crean sin introducir contaminantes ni gases de efecto invernadero en el medio ambiente, pero no tienen por qué ser renovables.
  • Por último, las fuentes de energía renovables, como su nombre indica, pueden reponerse de forma natural y son inagotables. Sin embargo, son de flujo limitado porque hay una cantidad limitada a la que se pueden captar.

Creación:

  • La energía verde se crea a partir de fuentes naturales y tiene la menor huella ambiental.
  • Aunque no sea renovable, la energía limpia no genera muchos contaminantes.
  • La energía renovable se crea a partir de fuentes naturales que pueden sustituirse de forma natural y dentro de una vida humana media.

Impacto:

  • La energía verde no tiene prácticamente ningún impacto ambiental en el planeta.
  • Las energías limpias también producen energía sin gases de efecto invernadero ni dióxido de carbono. La mayoría de las fuentes de energía limpia, como la eólica, la solar o la hidroeléctrica, pueden ser renovables.
  • En el caso de las energías renovables, depende del método utilizado para generar electricidad.

Comparación de energías limpias, renovables y ecológicas

Energía verde frente a energía limpia:

La energía verde puede emitir contaminación en pequeñas cantidades, mientras que la energía limpia no produce ninguna emisión. Aunque la energía verde produzca algunos gases de efecto invernadero o contaminación, esto palidece en comparación con los combustibles fósiles, que generan muchos contaminantes. Con la energía verde, la amenaza para el medio ambiente es nula.

Energía limpia frente a energía renovable:

La energía renovable es inagotable, pero no tiene por qué proceder necesariamente de una fuente de energía limpia. Algunas energías renovables pueden producir contaminantes y mantenerse en el rango de "limpias". La energía solar, eólica y geotérmica son las fuentes renovables más limpias.

En la escala de las cosas, las pequeñas centrales hidroeléctricas son limpias y renovables. Sin embargo, las grandes centrales hidroeléctricas pueden dañar el medio ambiente y generar contaminantes durante su construcción. De este modo, producen energía renovable pero no limpia.

Energías renovables y limpias:

Las energías renovables y limpias son la mejor combinación. No hay emisiones significativas cuando se utilizan estas fuentes de energía, y se reponen rápidamente de forma natural. La energía solar y la eólica son energías renovables y limpias que no contaminan ni se agotan. La mareomotriz y la geotérmica también forman parte de las energías renovables y limpias.

Conclusión

Los tres tipos de energía contribuyen a disminuir la dependencia de los combustibles fósiles y a aliviar las cargas impuestas por la humanidad al planeta. Es importante recordar que difieren en la forma de producirse, utilizarse y reponerse. Esto es importante para que podamos practicar mejor el respeto por el medio ambiente.

Puede que tengan sutiles diferencias, pero son nuestra arma contra el cambio climático. Un único enfoque no puede ayudarnos; necesitamos un enfoque polifacético. Estas tres fuentes de energía satisfacen todas nuestras necesidades al ofrecer una opción limpia, renovable y ecológica para producir electricidad.

Además, estas fuentes de energía son baratas, a diferencia de los combustibles fósiles, que pueden resultar caros, sobre todo porque su número se agota cada día. Con una mayor dependencia de estas fuentes limpias, su popularidad y demanda aumentarán, lo que en última instancia reducirá aún más sus precios. Todo esto

ayudará a todos los habitantes del planeta, ya que las fuentes de energía con cero emisiones hacen que todo sea mejor.

Puestos relacionados

Índice