Logotipo de Melasta
Menú

Guía completa de baterías solares: Baterías de litio frente a baterías AGM

Índice

Aprovechar la energía del sol es una proeza del ingenio humano. En el corazón de este proceso se encuentra la batería solar, un componente que almacena la energía del sol para su uso cuando el cielo está nublado o durante los cortes de energía. Entre la miríada de baterías solares que hay en el mercado, destacan las AGM (Absorbed Glass Mat) y las de litio. El objetivo de este artículo es analizar las características de estos dos tipos de baterías y proporcionarle los conocimientos que necesita para tomar una decisión informada y adaptada a sus necesidades específicas.

Baterías AGM

Las baterías AGM son un tipo moderno de baterías de plomo-ácido diseñadas pensando en la comodidad. Su característica definitoria es la absorción del electrolito líquido, comúnmente conocido como ácido de batería, en una estera de fibra de vidrio tejida. Esto elimina la necesidad de que el electrolito flote libremente, lo que convierte a las baterías AGM en una opción práctica para las aplicaciones solares.

Anatomía de una pila de litio

Las pilas de litio son el resultado de la tecnología más avanzada. tecnología de baterías. Se componen de un ánodo y un cátodo, que sirven para almacenar el litio. Un electrolito transporta los iones de litio cargados positivamente del ánodo al cátodo (y viceversa) a través de un separador. A continuación, un colector hace fluir la corriente eléctrica a través de un dispositivo, alimentándolo.

Baterías AGM frente a baterías de litio: Un análisis comparativo

Profundidad de descarga (DoD)

La DoD es una medida de cuánto puede descargarse una batería sin causar daños. Por lo general, las baterías de litio pueden descargarse entre 90 y 95%, mientras que las baterías AGM suelen soportar hasta 50%. Esto implica que las baterías de litio pueden alimentar dispositivos durante más tiempo con cada carga en comparación con las baterías AGM.

Duración de la batería

La vida útil de una batería viene determinada por dos factores clave: el número de ciclos de carga y la DoD máxima a la que se descargan. Las baterías de litio son famosas por su durabilidad, y su rendimiento suele disminuir menos de 1% al año. Pueden soportar entre 300 y 4.000 ciclos de carga, mientras que las baterías AGM ofrecen entre 200 y 750 ciclos de carga de media.

 Eficacia y duración de la carga

Las baterías de litio son campeonas en eficiencia, ya que ofrecen hasta 95% de su capacidad sin un cambio significativo en la tensión. También superan a las baterías AGM en cuanto a velocidad de carga, lo que las convierte en una opción superior si se tiene en cuenta el tiempo de carga y la eficiencia.

 Tamaño y peso

Si el espacio es un problema, las baterías de litio son una opción ideal, ya que son mucho más ligeras que las baterías AGM. Esto se debe a que no contienen plomo-ácido pesado y los electrodos de las baterías de litio están hechos de litio ligero y carbono.

En conclusión, aunque las baterías de litio pueden tener un coste inicial superior al de las baterías AGM, su eficiencia superior, su mayor vida útil y su menor peso las convierten en una valiosa inversión para su sistema de energía solar. Como con cualquier inversión importante, es fundamental sopesar estos factores con sus necesidades y circunstancias específicas para tomar la mejor decisión.

Puestos relacionados

Índice